Prefirieron la ruta de la censura sobre la institucional. El presidente y su esposa no midieron las consecuencias y ahora será difícil que su hijo menor se sacuda de un apodo y del escarnio que suelen sufrir los adolescentes. Ordenar la cancelación del foro sobre el racismo al que la Conapred invitó a Chumel Torres, uno de los youtubers con mayor número de seguidores, con un programa de radio a nivel nacional y otro de televisión por HBO para latinoamérica, es un acto de censura y prepotencia cuando tenían en la institución el recurso para exigir respeto para Jesús Ernesto López Gutiérrez.