Se anticipa una perdida de la economía mexicana por encima del 10%