El presidente de México realizó su primer informe trimestral, pero fue una verdadera decepción.