Cada día el presidente respeta menos al pueblo