El presidente intervine en el caso Lozoya y hace pedazos el estado de derecho